La historia de la niña que pintó todo

Imagina lo siguiente. Es martes, llegas a tu casa sumamente cansado, abres el cancel, entras con sigilo a la cochera, prendes la luz y, oh, sorpresa, las paredes blancas están pintarraj...

ver más